index.htm

RECETAS DE NAVIDAD

apuntes autoayuda bolsa chistes empleo - fotografia digital accesorios errores frecuentes glosario haz buenas fotos tecnicas tipos de camaras trucos photoshop ocio sabiasque salud timos trucos

La fotografía nocturna

Debido a las características especiales de las condiciones de iluminación, la fotografía nocturna goza, entre fotógrafos y aficionados, de un cierto prestigio y áurea de dificultad. Si bien ambas cosas son ciertas, no significa que la fotografía nocturna esté fuera del alcance de un aficionado con inquietudes. Pero debes tener presente que las condiciones de trabajo (en este caso la noche), no deben convertirse en el tema de la fotografía. Si alguien considera que la fotografía nocturna es un tema, debería aceptar que la fotografía diurna también lo es. Y ya sabes que no es así.

la noche da una magia especial
La noche ha sido siempre un reto para el fotógrafo. Si quieres aprovechar la magia de la fotografía nocturna, sin tener que resolver los problemas del alto contraste que se produce en el entorno urbano, utiliza las últimas luces del día. En esta fotografía puedes apreciar el efecto del crepúsculo sobre la ciudad. Los elementos se reducen a siluetas sobre un cielo crepuscular.

La fotografía nocturna te puede permitir obtener imágenes realmente espectaculares. Si este tipo de fotografía te interesa, puedes conseguir que las características de la noche aporten la atmósfera necesaria al tema de tus fotografías.

En realidad, las diferencias básicas entre la fotografía realizada durante el día o durante la noche, se resumen en que en la nocturna tendrás:

  • Ciertas dificultades técnicas que se derivan de la falta de luz.
  • Trabajo más lento debido a la necesidad ineludible del trípode y a las mencionadas condiciones de luz.
  • Tiempos de exposición prolongados, que pueden llegar a varios minutos.
  • 'Ruido' en la imagen debido a las exposiciones prolongadas y la poca intensidad de la iluminación.
  • Luces puntuales procedentes de las fuentes de luz artificial o, en su caso, de la luna.
  • Mayor contraste entre las zonas iluminadas y las sombras.
  • Cambio en el aspecto del motivo debido a la diferencia con la visión bajo luz solar (imágenes más misteriosas e insólitas).


de noche el tripode es esencial
El trabajo de noche comporta unas condiciones de trabajo y una actitud del fotógrafo que poco tienen que ver con la rapidez y agilidad de las instantáneas diurnas. Debes mentalizarte que el trípode es imprescindible si quieres obtener fotografías razonablemente nítidas y correctamente expuestas.

La mejor hora para tomas nocturnas

Contrariamente a lo que pueda parecer, las mejores fotografías nocturnas las podrás obtener cuando no sea de noche. Al anochecer y al alba (especialmente en el primer caso), son los momentos más recomendables para realizar tomas de paisaje que parezcan escenas nocturnas. En los breves minutos del crepúsculo, los restos de luz de día en el ambiente actúan como luz de relleno. La tenue luz ambiente ilumina las sombras y evita que éstas aparezcan sin detalle. Si la toma la realizas al alba, el efecto es muy parecido, pero deberás trabajar en una franja de tiempo más corta. Al despuntar el día la intensidad de la luz aumenta mucho en pocos minutos y, por tanto, desaparece el efecto de nocturnidad.

En ambientes urbanos bastará con disponer del alumbrado público encendido y las luces de escaparates o coches, para que el espectador no tenga ninguna duda de que es una toma nocturna, aunque la hayas realizado antes de que sea realmente de noche. Debes tener en cuenta que al amanecer suelen haber menos luces encendidas en edificios o monumentos. Sin embargo, esta circunstancia, aparentemente desfavorable, también puede ser aprovechada para poder plasmar una escena con una 'luz diferente'.

Para las capturas realizadas en paisajes naturales o en el campo, debes tener presente que no existe la referencia de nocturnidad que ofrecen las luces artificiales. En estas circunstancias resulta muy difícil realizar una toma nocturna sin contar con el apoyo de los restos de luz de día en el ambiente. De lo contrario, sólo podrás captar la luz del cielo y un suelo completamente subexpuesto.

las camaras digitales suelen aclarar las fotografias nocturnas subexpon para dar aspecto de nocturno
Una de las características de las cámaras digitales consiste en que tienden a ofrecerte una imagen bastante más clara de lo que en realidad es una escena nocturna. Puedes paliar este inconveniente aplicando una subexposción (-1 ó -2 EV). Obtendrás colores más saturados y una mayor sensación visual de nocturnidad.

Los temas

Los posibles temas a desarrollar durante la noche, además del alba y crepúsculo, son mucho más reducidos que con la fotografía a plena luz del día. Pocas veces podrás abordar con éxito planos cortos y las sutilezas o texturas de los motivos. Sin embargo, un abanico reducido de temas no tiene que significar falta de interés en las imágenes. La espectacularidad suele acompañar a las tomas nocturnas. A modo de ideas, a continuación tienes una pequeña lista de propuestas que puedes abordar con tu cámara digital:

Cielos:
Los cielos son una excelente fuente de inspiración y capaces de proporcionar imágenes sugerentes y situaciones cambiantes. Las nubes iluminadas por la luz del crepúsculo, la luna o las primeras luces del alba, son capaces de crear formas mágicas. Con tiempos de exposición prolongados, las nubes pueden quedar ligeramente borrosas a causa del movimiento, pero esto, lejos de ser un problema, puede aportar el toque 'mágico' a la fotografía. Piensa que en estos casos no existe ninguna referencia que indique que la fotografía es nocturna. Podría ser una toma diurna subexpuesta, pero si fuera así, no podrían estar las nubes movidas. Sin duda puedes obtener fotografías que obliguen a los espectadores de tus imágenes a preguntarse cómo has obtenido estos resultados.



Luna:
Para obtener buenas fotografías de la luna llena debes disponer de un teleobjetivo potente, pero con el zoom de la cámara ajustado en la posición máxima de tele, los resultados pueden ser aceptables. Debido a la situación de alto contraste que se produce, ajusta la exposición para la zona iluminada. Es decir, toma la medición de la luz o ajusta la exposición para que la luna aparezca con detalle y textura. De esta forma obtendrás un fondo subexpuesto (negro) que contribuirá a aumentar la espectacularidad de la toma.

No olvides que la tierra y la luna se desplazan. Un tiempo de exposición cercano al minuto puede comportar que una luna llena no aparezca completamente circular. Ésta puede aparecer ligeramente ovalada debido al desplazamiento. Si te es posible y quieres obtener una imagen nítida de la luna, trabaja con el diafragma completamente abierto y reduce la exposición tanto como puedas.

abre el diafragma lo mas posible
En exposiciones cercanas al minuto la luna pierde su forma circular

En las fotografías nocturnas de la luna también deberás aplicar una subexposición y, muy importante, intentar que el tiempo de exposición sea lo más breve posible (abre el diafragma al máximo). En exposiciones cercanas al minuto la luna pierde su forma circular para convertirse en un óvalo.

Parques de atracciones:
Las atracciones de feria son motivos asequibles y proporcionan excelentes efectos gráficos. En estos casos, los tiempos prolongados de exposición permiten que las luces en movimiento de las atracciones configuren interesantes formas gráficas y multicolores. Debido a que la suma de las luces en una misma posición de la toma pueden comportar una sobreexposición, deberás tener tendencia a aplicar subexposiciones a las capturas realizadas en las atracciones. Al mismo tiempo, ello contribuirá a que obtengas colores más saturados.

También puedes permitirte experimentar con tomas realizadas sin la ayuda del trípode. Podrás sumar el movimiento de las luces con el provocado por la toma con cámara a mano. No siempre los resultados son aprovechables, pero vale la pena arriesgar dado que, a diferencia de la fotografía química, la toma no comporta coste alguno.

parece que se mueva a gran velocidad
Las atracciones de feria, fotografiadas de noche, te ofrecen múltiples posibilidades de representación. Si dispararas la cámara en el momento que están paradas, puedes mostrarlas 'congeladas' . Si, por el contrario, disparas con exposiciones largas (siempre con la ayuda del trípode) mientras están en marcha, la representación gráfica resulta espectacular. Parece que éstas se mueven a altas velocidades. Las formas, las luces y los colores se mezclan para crear una imagen que el ojo no puede ver si no es a través de la fotografía.

Fuegos artificiales:
Los castillos de fuegos artificiales son un clásico en las fotografías de luces en movimiento. Puedes experimentar con exposiciones que oscilen entre 1/15 de segundo y varios segundos. Las diferencias fundamentales las obtendrás en la representación del movimiento. Si quieres intentar congelar el movimiento de los fuegos artificiales, dispara en el momento de máxima intensidad de la luz. Por el contrario, si expones durante varios segundos conseguirás que el movimiento del fuego se plasme como trazos de luz. También aquí puedes experimentar con el trabajo sin trípode. Los resultados son realmente sorprendentes.

Luces urbanas:
Los pueblos y ciudades ofrecen innumerables situaciones aptas para la fotografía nocturna. Desde edificios y monumentos iluminados, hasta los dibujos de las luces de los coches en una calle o avenida, son motivos de gran atractivo. En el entorno urbano resulta fácil encuadrar algún elemento cercano a la cámara. En estos casos aprovecha la opción de accionar el flash (siempre en modo manual de exposición y en posición 'B'), para iluminar este primer término.



el trafico produce trazos de luz
Como ya sabes, ajustar la posición 'B' te permite realizar largas exposiciones. Con este ajuste, el tráfico nocturno queda reducido a trazos de luz sobre la calzada. Recuerda que si combinas acertadamente el diafragma y el tiempo de exposición, puedes controlar con bastante precisión los trazos de luz en la imagen.

Por ejemplo, puedes obtener resultados sorprendentes situando a una persona en primer término (muy cerca de la cámara), iluminarla con el flash y realizar una exposición prolongada para captar la luz ambiente de una calle o un monumento. Una vez disparado el flash, si la persona se retira puedes lograr una transparencia de la figura, ya que la zona que ésta ocupaba, se verá afectada por los elementos que tenía detrás. Experimenta y tu mismo te sorprenderás!

una vez disparado el flash, la modelo sigue en el encuadre una vez disparado el flash, la modelo ha salido del encuadre
Aquí puedes apreciar el efecto de combinar el flash y una exposición prolongada. En la primera fotografía se ha disparado el flash y, mientras el obturador permanecía abierto, la modelo no ha modificado su posición. En la segunda toma, una vez disparado el flash, la modelo ha salido del encuadre. Al desaparecer la figura, los elementos del fondo se superponen en la zona que antes ocupaba la modelo, creando así una imagen 'fantasmagórica'.

Las dominantes de color

Al trabajar de noche y con fuentes de luz artificial (farolas, coches, escaparates, etc.), las dominantes que se pueden producir son muchas y variadas. Sin embargo, la cámara, en la posición de balance de blancos en automático, es capaz de equilibrar de modo aceptable la mayoría de situaciones, pero ello puede que no se ajuste a tus necesidades.

Por ejemplo, en una toma nocturna en la que aparezca una luna llena la cámara puede ofrecerte un equilibrio del color demasiado neutro. Si quieres potenciar la sensación de noche y luz fría, ajusta el balance de blancos en la posición de luz incandescente (icono de una bombilla). El resultado será de una dominante de color azulada.

Por el contrario, si quieres potenciar las dominantes cálidas (de unas luces de una atracción de feria, por ejemplo), ajusta el balance de blancos en la posición de 'Fine' (sol) o de nublado. El resultado será de una dominante de color cálida.

balance de blancos para luz de tungsteno (bombilla) balance de blancos luz de día (sol) balance de blancos para fluorescente
Una de las múltiples ventajas de las cámaras digitales consiste en la facilidad de controlar la temperatura de color de la imagen captada. En estas tres fotografías puedes ver el resultado de ajustar, respectivamente, el balance de blancos para: luz de tungsteno (bombilla), luz de día (sol) y fluorescente.
· Como fotografiar animales
· Contraluz en fotografia
· El barrido y las técnicas especiales en la fotografía de acción
· El retrato fotografico
· Fotografiar agua
· Fotografiar cristales y escaparates
· Fotografiar flores
· Fotografiar iglesias y monumentos
· Fotografiar niños y bebés
· Fotografiar objetos en movimiento
· Fotografiar un paisaje
· Fotografías de playa y nieve
· La fotografía digital en familia
· La fotografía digital en los viajes
· La fotografía nocturna

IMPORTANTE:

- Si te ha gustado esta pagina, por favor, votanos aqui:

- Si no te ha gustado, escribenos y cuentanos en que mejorar.

Actualizado: 16/12/2013